Noticias

La forestería análoga como alternativa para el desarrollo rural y la conservación ambiental

La forestería análoga como alternativa para el desarrollo rural y la conservación ambiental

En los últimos años la Red Internacional de Forestería Análoga ha venido instaurando una serie de sitios demostrativos alrededor del mundo, entre ellos en la vertiente Caribe costarricense. De esta manera, surge el sitio demostrativo en Pacayitas, Turrialba, Finca Buenaventura en el año 2008.

De acuerdo con la RIFA, la forestería análoga se presenta como un tipo de agroforestería que busca constituir y recrear los ecosistemas potenciales y vegetación autóctona, siguiendo la fisonomía original de la zona de vida correspondiente a un determinado espacio geográfico. Asimismo, el espacio rural en el que se instalan estas iniciativas puede resultar beneficiado tanto social como económicamente, pues la forestería análoga implica el aprovechamiento de los recursos naturales que ofrece el bosque para su comercialización desde un punto de vista sustentable. Aunado a ello, este sistema permite el desarrollo de otras actividades como el turismo comunitario, la educación ambiental y la producción de alimentos para el autoconsumo.

Con base en estas consideraciones y a partir del estudio realizado en la Finca Buenaventura, es posible aseverar que la forestería análoga constituye una alternativa para propiciar el desarrollo rural sostenible y la recuperación ambiental en áreas donde tradicionalmente se han practicado actividades agropecuarias intensivas, de alto impacto y que degradan el ambiente.

En este contexto, la Finca Buenaventura se perfila como un proyecto familiar inmerso en una comunidad rural que empieza a mostrar beneficios tanto a sus propietarios como al entorno. Asimismo, el aporte en términos de educación ambiental ha sido significativo, ya que el sitio recurrentemente es visitado por estudiantes universitarios, colegiales, escolares e investigadores internacionales.

Los aportes

El aporte de la forestería análoga, excede por mucho el tan sólo ser un medio para la subsistencia de forma sostenible. Esta moderna y vanguardista técnica agroforestal da pie a un enorme abanico de soluciones en materia ambiental. Un excelente ejemplo de estos beneficios se da en relación con uno de los principales recursos de nuestro planeta, el agua. La forestería análoga se convierte así en un poderoso aliado del manejo de cuencas hidrográficas.

La mixtura de especies forestales que busca emular las condiciones naturales del medio, se logran articular y responder de esta manera como barreras vivas para la conservación del suelo, agente estabilizador ante el ciclo erosivo para resguardo de taludes, riveras, captación y control de flujos de agua, además funciones adicionales como cercas vivas, cortinas atajavientos y linderos entre propiedades, entre muchas otras funciones.

La forestería análoga representa entonces una alternativa viable para propiciar estrategias de desarrollo en el entorno rural. Si bien requiere dedicación, inversión económica y varios años para cosechar los frutos, los primeros avistamientos de efectos positivos auguran un buen porvenir para sus propietarios, para la comunidad y para el ambiente.

Tagged: , , , , ,

2 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *