Alianza Arkana ejecuta el Programa Bena Nii (Bosque Nuevo) con la comunidad shipibo San Francisco y sus dos anexos Nuevo Egipto y Santa Clara, en el distrito de Yarinacocha, dentro de la amazonía peruana. Trabajamos con un equipo de técnicos y aprendices shipibo dentro de un paisaje altamente degradado, inicialmente por la ganadería y después por décadas de explotación agrícola de tumba y quema, además de incendios recurrentes en los últimos 20 años.

Desde hace poco más de dos años estamos recuperando estás áreas (casi 10 ha) a través de la permacultura, con fines productivos y de restauración ecológica. Recientemente, gracias al apoyo de RIFA hemos incorporado los conceptos de la forestería análoga, herramienta que podría considerarse prima de la permacultura, por lo tanto la transición está siendo relativamente fácil.

RIFA_AA_04

El 23 de enero último realizamos una visita a la comunidad Santa Teresita, a unos 8 km, donde existe aún bosque primario que ha sufrido algún grado de extracción selectiva. La introducción teórica se inicio en medio del bosque, pasando después a dinámicas de reconocimiento de componentes del bosque y reflexión sobre los mismos.

Era sorprendente que a pesar de que la cultura shipibo es tradicionalmente bosquecina y ribereña, algunos jóvenes no conocían un bosque primario, o tenían lejanos recuerdos. Mientras tanto los mayores lideraban y disfrutaban un feliz proceso de reconocimiento y reencuentro, esforzándose en acertar con los nombres shipibo de las plantas y sus propiedades.

RIFA_AA_03

Después de esa visita el concepto de forestería análoga quedo más claro para los participantes; en sus propias palabras: “Es imitar al monte, pero con especies productivas, desde árboles grandes, pasando por sogas (lianas), hasta arbustos y todo tipo de plantas; sembrando plantas que sirvan para la familia y para el mercado.

Y en algunos años tener de nuevo el monte cerca”. Hubo un componente emocional de nostalgia por su paisaje ancestral, quizá la mejor base para iniciar la forestería análoga. Posteriormente empezamos los trabajos de campo en un centro demostrativo en San Francisco integrando la forestería análoga a un área dominada por pastos, arbustos y árboles pioneros, adyacentes a un bosque secundario.