Felipe Carazo Director Ejecutivo de FUNDECOR y Milo Bekins de Finca Fila Marucha

Felipe Carazo Director Ejecutivo de FUNDECOR y Milo Bekins de Finca Fila Marucha

Muchas son las razones que respaldan la importancia de los bosques como sustento de las diferentes formas de vida en el planeta. De acuerdo con datos de las Naciones Unidas un tercio de las mayores ciudades del mundo obtienen parte importante de su agua potable, directamente de zonas forestales protegidas.

Sin embargo de esta misma organización, se sabe que el 80% de la población mundial se encuentra expuesta a amenazas
considerables, respecto a un abastecimiento seguro del recurso hídrico. Por otro lado el ritmo de deforestación se da a 13 millones de hectáreas por año, datos que señalan la relevancia del tema.

Es por esto que en el marco de la celebración del Día Internacional de los Bosques organizada por el MINAE en el Colegio de Ingenieros Agrónomos de Costa Rica, se reitera el compromiso país por recuperar la cobertura forestal que en la actualidad se encuentra en un 52% del territorio nacional.

Durante esta celebración se hizo el reconocimiento a diversas organizaciones y fincas, por ser casos ejemplares de manejo forestal sostenible. La Finca Fila Marucha es uno de los casos galardonados y el único en la categoría de finca familiar, dicha propiedad está ubicada en Londres, Quepos, cantón de Aguirre.

Diversas razones hacen de esta finca un modelo a seguir y de replicar por todo el país, para mejorar los porcentajes de cobertura forestal. El involucramiento de la familia en el desarrollo de la finca Fila Marucha desde sus inicios, es considerado un factor esencial en el éxito del modelo, asegura Milo Bekins propietario de esta propiedad.

“Conservamos el flujo hídrico que atraviesa la finca y hemos desarrollado una estructura que produce especies y hierbas medicinales, reflejando el objetivo que hemos definimos. Gracias al cumplimiento de nuestro objetivo hemos logrado estar vigentes durante los últimos 30 años”, asegura Bekins.

La Finca Fila Marucha aplica la metodología de restauración de paisaje conocida como Forestería Análoga (FA), la cual busca el establecimiento de ecosistemas análogos en estructura arquitectónica y funciones ecológicas a la vegetación original, aumentando la biodiversidad local. También esta finca se ha convertido en el Centro de Capacitación de Bosques Análogos para la Red Internacional de Forestería Análoga (RIFA).

La FA ofrece un medio para abordar acciones tales como la restauración de bosques, conservación de suelos, secuestro de carbono y propone una respuesta social, económica y ambientalmente sana para la restauración de los bosques alrededor del mundo.

Esta metodología permite el abordaje integral de la conservación de los ecosistemas boscosos, a pequeñas y grandes escalas, asegurando el rol de los árboles como refugio, trabajo y seguridad a las sociedades, en especial el rol que cumple en abastecer al planeta de agua para subsistencia de todas las especies sobre el planeta.