Dentro de la importancia que involucra la restauración de los ecosistemas de la Meseta purépecha en Michoacán de México, se ha impartido y concluido el Módulo de Horticultura (hortalizas, plantas medicinales, especias y verduras). Paralelamente a esto se ha trabajado el desarrollo de un sistema agroforestal bajo la modalidad de cultivo en callejones.

Entre las actividades económicas de la región domina la elaboración de guitarras y otros instrumentos de cuerdas, poca artesanía menor y algo de carpintería en muebles de uso doméstico. La segunda actividad en importancia es la agricultura, actividad que se ha ido perdiendo por la expansión demográfica y que finalmente ha venido afectado a la sobre explotación de los ecosistemas de la región. Es por tal motivo que se recomienda el uso de los sistemas agroforestales en la región de la Meseta purépecha.

Rescatando la importancia que tiene la biodiversidad de los ecosistemas, los sistemas agroforestales juegan un papel importante por los productos recolectados a corto, mediano y largo plazo. Los beneficios en varios tiempos ayudan a la población del medio rural a generar sus propios alimentos y mano de obra, apoyar la economía familiar y contribuir a la restauración del uso potencial del suelo.

En virtud de ser un terreno plano (5% de pendiente) que se dedicó a la agricultura por muchos años, el lugar se considera apto para ser un sistema agroforestal de cultivo en callejones. Se trabajó en tres líneas de árboles a una distancia de 2.5 m entre almácigos y a 4.0 m de distancia entre callejones para implementar el cultivo de maíz criollo de colores (Zea maíz). Los árboles forestales utilizados fueron Pinus pseudotrobus, P. ayacahuite, Quercus obtusata y Taxaduin mucronatum; y los frutales Prunus presica (durazno) , Pyrus malus (manzana), Eriobotrya japonica (níspero).

La respuesta y la aceptación de los productores quienes cultivaron esta parcela fue positva. Se ha encontrado que la implementación del sistema agroforestal de cultivo en callejones es compatible ya que se logró obtener una producción de elote de buena calidad. Al haber trabajado las hortalizas, contemplando verduras, plantas medicinales, y plantas de especias para preparar alimentos, se ha visto una gran aceptación por los productores de la región.

Este trabajo en la Meseta purépecha demuestra que la agroforestería no es una novedad, sino una práctica para demostrar que la tierra puede cultivar productos en diferentes tiempos (corto, mediano y largo plazo). Es necesario comentar que esta práctica siempre se ha trabajado principalmente en las áreas tropicales. En la meseta purépecha los locales han vivido por años con las tecnologías de los solares (que son técnicas de producción caseras) en apoyo a la economía familiar. Sin embargo, hacer un diseño agroforestal es sencillo. Aquí la mano del hombre diseña con el objetivo de producir los alimentos para la subsistencia.

Con forme avanza el proyecto en esta región, nos daremos cuenta cómo vamos a transformar un sistema agroforestal, a una plantación forestal que utiliza una tecnología de Forestería análoga. Esto requiere de un acomodamiento de las especies por su compatibilidad en nutrientes y condiciones ambientales; así como a las necesidades de la población. Todo con el objetivo de contar con un ecosistema sostenible, basado en los aspectos ecológicos, económicos y sociales; donde se respetan los buenos usos y costumbres de la población que vive en el ecosistema.