Noticias

Reserva Pambiliño – el equilibrio en acción

Reserva Pambiliño – el equilibrio en acción

El año pasado, la RIFA lanzó una convocatoria bajo el marco del programa de sitios demostrativos. La convocatoria del 2014 estaba dirigido a grupos alrededor del mundo con iniciativas de restaurar ecosistemas mediante la forestería análoga. Hemos recibido muchas propuestas excelentes y tuvimos la gran oportunidad de apoyar trabajo valioso alrededor del mundo. Lo que sigue es un breve resumen del trabajo de uno de nuestros socios en Colombia que benefició de este programa.

La conservación y la restauración ecológica son los objetivos principales del proyecto Reserva Pambiliño. Ubicada en el bosque lluvioso de pie de monte a 550 m.s.n.m, en la bioregión del Chocó ecuatoriano, Pambiliño es un espacio donde se juntan esfuerzos por alcanzar el equilibrio entre las funciones ecológicas de los bosques, la producción de alimentos para el auto sustento, la educación y el trabajo con las comunidades locales.

La reserva Pambiliño trabaja de manera cercana con la comunidad del Mashpi. Se está trabajando en un proyecto para fortalecer la “Asociación de Turismo Comunitario Río Mashpi”, en el cual se han construido un área de acampada y se han impartido capacitaciones a los miembros de la asociación en temas turísticos. Por otro lado, se han realizado varios talleres en temas de cacao-cultura y de actividades de vida sostenibles, las cuales aportan a que los miembros de la comunidad puedan ver diferentes alternativas para sus actividades económicas. Pambiliño mantiene una relación cercana con las comunidades de la zona y es miembro activo de las asambleas de la comunidad y del Comité de las Áreas de Conservación y Uso Sustentable.

Trabajando coordinadamente con instituciones gubernamentales y no gubernamentales, y en alianza permanente con Fundación Imaymana, Pambiliño ha sido un actor clave para la declaración de las Áreas de Conservación y Uso Sustentable (ACUS), reconocidas así por el Municipio de Quito en Julio de 2010, con una extensión total de 33.000 hectáreas. El territorio ACUS se expande en un rango altitudinal que va desde los 550 m.s.n.m. hasta los 1800 m.s.n.m., incluyendo un sinnúmero de eco-tonos que fluctúan entre bosque nublado y lluvioso de pie de monte. Pambiliño ha promovido la protección de cuatro importantes sub-cuencas de la región entorno a los ríos Mashpi, Guaycuyacu, Sahuangal y Pachijal, y es actualmente el centro donde se realizan actividades relacionadas al monitoreo biológico del ACUS.

En Pambiliño se han restaurado franjas de bosque ripario a través de las herramientas de la FA, y se han transformado suelos degradados de viejos pastizales en suelos aptos para la producción de alrededor de 140 diferentes especies de árboles y plantas comestibles. Estas especies se distribuyen en parcelas demostrativas que ejemplifican la posibilidad de una coexistencia equilibrada entre producción de alimentos, educación in situ, y funciones ecológicas del ecosistema nativo.

Centro educativo, Reserva Pambiliño - Foto: Oliver Torres

Centro educativo, Reserva Pambiliño – Foto: Oliver Torres

Las parcelas restauradas han sido diseñadas con una especie dominante, como el cacao, el café y el cardamomo, en combinación con otras especies vegetales nativas y exóticas. Las especies vegetales nativas incluyen árboles de gran tamaño como el sande (brosimum utile) o el copal (dacryodes cupularis). Las semillas de las plantas nativas han sido recogidas del bosque nativo, mientras que las introducidas han sido intercambiadas con la Reserva Río Guaycuyacu, y otros vecinos de la zona. Entre estas últimas encontramos diferentes variedades de zalak, eugenias, garcineas, musáceas entre otras.

En la actualidad existen 3 parcelas restauradas, que suman un total de 4 hectáreas. La parcela restaurada más antigua (6 años) ha logrado restablecer la protección permanente de un curso de agua menor que abastece de agua para consumo humano. Por su parte, una parcela intermedia, en la cual predomina el cacao fino de aroma, la cual se instaló hace 2 años y 6 meses, en la actualidad ya ha generado una gran cantidad de alimentos, mientras los cacaos comienzan apenas a dar frutos. Finalmente, una tercera parcela, cuya especie dominante es el cardamomo, está actualmente siendo establecida. En esta parcela el reto consiste en la concentración de fertilidad, ya que el terreno donde se ha establecido es un pastizal con una pendiente de entre el 60-70% de inclinación. Se han diseñando terrazas con abonos vivos (gliricidia, eritrinas, titonia), a saber, postes sembrados en curvas de nivel, que funcionan como barreras para acumular materia orgánica y evitar el excesivo lavado de nutrientes por la escorrentía. También se están implementado terrazas localizadas para cada planta.

Estas tres parcelas, constituyen un espacio vivo de aprendizaje para decenas de estudiantes, habitantes locales y visitantes en general que llegan a Pambiliño. En Pambiliño la FA es una herramienta esencial para la transmisión de conocimientos, ya que permite la racionalización de los procesos de procesos dinámicos y naturales. Además la FA nos ha facilitado el registro de la evolución del proceso de restauración del bosque. De esta manera, la FA ha llegado a ser en Pambiliño una herramienta ideal para transmitir el conocimiento experimental de la restauración ecológica, utilizando conceptos que facilitan el aprendizaje sobre la arquitectura y funciones de los bosques.

Reserva Pambiliño - Foto: Oliver Torres

Reserva Pambiliño – Foto: Oliver Torres

Tagged: , , , , ,

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *