El sello de identidad agroecológica tiene la característica de visibilizar a los productores agroecológicos y reconocer el esfuerzo que realizan, además de darles una identidad propia ante el mercado y los consumidores.

Este busca aportar a la seguridad, la soberanía alimentaria, la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad donde los bosques juegan el papel más importante.

La evaluación se realiza con inspectores capacitados en el INBIOTEC quienes son técnicos de organizaciones de apoyo y/o productores. Desde su lanzamiento han llegado varias solicitudes de evaluación lo cual señalan que el sello, que involucra ahora a la Forestaría Análoga, generará importantes aportes para los productores y en las políticas públicas.

La RIFA apoya a las tres primeras organizaciones y la empresa familiar que recibieron el sello este mes de Marzo y a nuestro socio PROBIOMA, impulsores de este valioso esfuerzo a favor de los productores, los ecosistemas y la soberanía alimentaria.