Noticias

¿Qué es un bosque?

¿Qué es un bosque?

El siguiente artículo es una versión condensada y editada de una publicación en The Island, periódico de Sri Lanka, del 25 de septiembre del 2014. El artículo original se puede encontrar aquí.

Lo que se sabe a través de la ciencia revela que un bosque es un ecosistema de alta complejidad. Pero sorprendentemente, los árboles constituyen tan sólo el 1% de su biodiversidad, el 99% está compuesto de otros organismos. Por eso, la biodiversidad es lo que da al bosque su identidad.

La respuesta internacional a la pérdida de ecosistemas naturales forestales se puede ver en la inversión masiva en reforestación. Sin embargo, no parece que la gran mayoría de estos programas de revegetación alrededor del mundo provean un ambiente fértil para la restauración de la biodiversidad. Esta es una situación creada por la falta de atención a la realidad ecológica del bosque biodiverso en la planificación. El argumento de que no hay información no es excusa. La ecología forestal, tanto como la biología de vida silvestre, tienen historias largas y distinguidas en la literatura científica. El resultado de esta negligencia fue que las actividades institucionales de reforestación se enfocaran en la siembra de monocultivos de una sola edad con árboles de crecimiento rápido sin requisito alguno sobre la rehabilitación de los bosques.

Plantación de monocultivo de melina, Gmelina Arborea. Foto: A. K. Dickinson

Plantación de monocultivo de melina, Gmelina Arborea. Foto: A. K. Dickinson

En muchas sociedades no occidentales alrededor del mundo, la protección de los bosques ha adquirido varios significados sociales o religiosos. Un estudio de varios ecosistemas forestales en el noreste de India sugiere que las “arboledas sagradas” pueden ser el último refugio para las poblaciones restantes de ciertas especies. En Sri Lanka, el concepto de arboledas sagradas ha sido asociado con templos o santuarios. El bosque del templo o aranya ha sido mencionado en textos budistas desde el año 200 DC, y frecuentemente es el mejor santuario para la biodiversidad nativa en toda la aldea.

La biodiversidad es lo que da al bosque su identidad. En este contexto, un bosque tiene que ser apreciado como un ente en un proceso constante de cambio y crecimiento. Desde los pequeños arbustos que crecen después de un incendio forestal al bosque de cincuenta años, las especies y la arquitectura experimentan muchos cambios, diferentes expresiones del bosque que crece y madura.

Gracias a eso, la identidad de un ecosistema forestal natural puede ser establecida; ya que tiene un estado particular de complejidad, biodiversidad, calidad de suelos, estabilidad, identidad ecológica, etc. La medida del estado ideal puede ser obtenida en el bosque más maduro y menos perturbado. Las especies y los patrones de los ecosistemas dentro de cualquier bosque cambiarán a través del tiempo, pero todos estos cambios involucran especies que son originarias de la zona, en patrones que siguen la sucesión seral natural de aquel bosque. La sucesión seral se refiere a los patrones de cambio que ocurren si un parche de bosque está talado y dejado a los procesos de la regeneración natural. A menudo se observa una progresión desde pastizales hasta matorral, hasta bosque secundario y bosque maduro.

La identidad de un bosque ‘antropogénico’, es decir un bosque sembrado o alterado por humanos, se define por la presencia de especies exóticas y desviación de procesos naturales, nos presenta un problema complejo pero importante, sobre todo dada la necesidad del manejo para producción sostenible y para agregar valor a la agricultura. Un bosque antropogénico podría incluir los bosques naturales intervenidos de los Kayapó en Brasil, que están compuestos por una mezcla diversa de especies naturales. También incluye las plantaciones de pino en Sri Lanka, que están compuestas de especies exóticas de la región caribeña. Sin embargo, el hecho de que se hayan desarrollado y financiado estas plantaciones de monocultivos como “reforestación”, es crucial abordarlo en relación a los valores relativos de cada tipo de bosque antropogénico y su relación con las funciones como bosque.

Bosque antropogénico donde se aplican métodos de forestería análoga y sucesión natural. Foto: A. K. Dickinson

Bosque antropogénico donde se aplican métodos de forestería análoga y sucesión natural. Foto: A. K. Dickinson

Los valores que pueden ser atribuidos a un bosque son diversos e incluyen los valores sociales, ecológicos y económicos. Estos valores han sido discutidos en foros nacionales e internacionales, y han sido resumidos en los procesos de las convenciones internacionales y en discusiones internacionales. Algunos ejemplos son: la Convención sobre la Diversidad Biológica (Convention on Biological Diversity, CBD) el Panel Intergubernamental de Bosques (Intergovernmental Panel on Forests, IPF) o la Comisión sobre el Desarrollo Sostenible (Commision on Sustainable Development, CSD).

Uno de los valores principales que ha sido atribuido a un bosque es el valor de los productos que se extraen de ellos, tales como madera, resina, frutas, nueces, etc. Aunque la madera es el producto que tiene el perfil más alto, mercados emergentes y cadenas de valor agregado para la amplia gama de productos han sido reconocidos como áreas de crecimiento futuro. Sin embargo, lo que en muchos sentidos es más importante son los servicios de los bosques en términos de la productividad de los ecosistemas, lo cual todavía tiene que ser discutido.

En Sri Lanka, la restauración de nuestros ecosistemas forestales es una prioridad nacional, pero cuando ponemos las manos a la obra, será útil clarificar si buscamos restaurar los sistemas naturales o antropogénicos. Si buscamos lo antropogénico, ¿invertiremos en monocultivos de una sola edad, o cobertura boscosa con alta diversidad? A la hora de empezar un viaje, es útil saber hacia dónde vamos.

Tagged: , ,

1 Comentario

  1. Rafael Ocampo S.

    Real e interesante planteamiento, la realidad del BOSQUE es su BIODIVERSIDAD, entre ella sobresale los PNMB, como parte de la Cultura y aspectos socioeconomicos.
    Pero, la Sociedad Actual, busca en la reforestación altos ingresos, y por eso los Bosques Biologicos como Sistema de Producción están basicamente en Grupos Humanos Nativos, por los aspectos Magico Religioso de su Cultura, LA NUESTRA LO MAGICO ES EL DINERO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *